La pandemia del coronavirus ha cambiado por completo el mundo y la forma que tenemos de vivir en él. Diferentes farmacéuticas han desarrollado vacunas para lograr la ansiada inmunidad de grupo, y profesionales de enfermería llevan administrándolas en España desde el 27 de diciembre de 2020. Hay algunos aspectos que resulta de especial interés conocer sobre ellas. 
 

¿Cuáles son las condiciones para desarrollar una vacuna?

El proceso de desarrollo de una vacuna es complejo, muy distinto al de un medicamento. Lo más importante es que todas las fases se lleven a cabo en condiciones libres de gérmenes para evitar cualquier tipo de contaminación. Además, las temperaturas deben ser bajas.
 

¿Qué tipos de vacunas existen?

Una de las vacunas tradicionales más comunes es la conocida como viva atenuada, en la que se inocula el patógeno vivo, pero con los factores de virulencia reducidos. También existen las vacunas inactivas, las de subunidades y las de toxoides.

Vacunas vivas atenuadas: Utilizan una forma del germen debilitada que causa una enfermedad. Son similares a la infección natural que ayuda a prevenir, crean una respuesta inmunitaria fuerte y de larga duración. Solamente es necesaria una dosis.

Vacunas inactivas o muertas: Utilizan la versión muerta del germen que causa la enfermedad. No suelen proporcionar una inmunidad tan fuerte como las vivas. Se necesitan varias dosis.

Vacunas de subunidades: Utilizan partes especificas del germen, como su proteína, azúcar o cápsula. Ofrecen una respuesta inmunitaria muy fuerte dirigida a partes claves del germen.

Vacunas de toxoides: Utilizan una toxina fabricada a partir del germen que causa la enfermedad. Crean inmunidad a las partes del germen que causan una enfermedad en lugar de al germen en sí.

En los últimos años el ámbito de la medicina ha avanzado a gran velocidad, y actualmente existen las vacunas atenuadas por modificación genética. En el proceso de desarrollo se eliminan aquellos genes que presentan mayor virulencia, anulando el riesgo de que el paciente sufra la enfermedad.

Tipos de vacunas

Tener inmunidad: qué significa

El principal objetivo que persiguen los científicos en relación a la pandemia del coronavirus es lograr la inmunidad de grupo. Un objetivo que solo será posible cuando al menos un 70 % de la población haya recibido la vacuna. Tener inmunidad significa generar anticuerpos de memoria que nos protegen del patógeno en un futuro. 

 

¿Cuánto se tarda en desarrollar las vacunas?

En líneas generales, para tener listas las vacunas se necesitan entre ocho y diez años, contando las fases de investigación y desarrollo. Los ensayos clínicos tienen tres fases para evaluar la eficacia, la seguridad, la adecuación de las dosis y las posibles reacciones.

 

Puedes ver más información sobre las vacunas en: https://cuidateplus.marca.com/medicamentos/2020/12/17/diez-cosas-debes-vacunas-176058.html

formación para

enfermeras online